Introducción

¿Por qué innovar?

Existen personas para quienes la innovación es todo un arte, un misterioso proceso que reúne a equipos de estrategia, tecnología y diseño para que al cabo de un par de reuniones encuentren las claves para mejorar los procesos al interior de las empresas.

Así mismo, hay quienes creen que la innovación se da por medio de procesos creativos donde el pegar post-its a una pared genera ideas de la nada que terminan siendo implementadas en las empresas como ideas revolucionarias. Para ser sincera, ese fue uno de los métodos que me enseñaron durante mi maestría en Boston y no digo que no funcione, sólo que no establece el qué es innovar, sólo aborda una de las maneras de lograrlo.

Después de hablar con varios reconocidos empresarios de diversas industrias, llegué a la conclusión de que no hay una sola definición de innovación. Al analizar todas las respuestas me quedé con la respuesta que me dió el CEO de un BPO Colombiano durante uno de mis episodios de Podcast.

 

 

 

“Cuando hablas de La Innovación suena como algo lejano, algo por allá guardado en una oficina en el último piso de una empresa. Innovación no es algo ajeno, es algo que los empresarios deberían hacer constantemente, algo en lo que deberían pensar a diario. Innovar es pensar es cómo ser más grandes, más rápidos, mejores con lo que ya tenemos, no necesariamente inventando algo revolucionario en el camino”.
Sergio Contreras

CEO, InteliBPO

Puede ser que las películas futuristas y nuestra visón de países como Estados Unidos, Alemania, Japón o China nos hayan hecho creer que innovar es algo lejano, algo que sólo ellos pueden lograr. Algo que una vez descubierto puede ser transplantado a nuestras empresas.

En uno de los artículos que publiqué hace algunos meses en Médium hablé de cómo es hora de que nos demos cuenta que no somos menos, que es hora de abrir los ojos y dejarnos de sorprender por lo que ocurre afuera para poder darnos cuenta de las ventajas de ser latinos.

Al quitarnos el estereotipo que nosotros mismos nos impusimos, nos damos cuenta de que no es necesario reinventar la rueda para ser innovador, que no se requiere de 6 meses de espera para desarrollar una mejora en los procesos de la compañía.

En resumidas cuentas, innovar en una economía emergente es remangarse la camisa, bajarse de los tacones y juntarse con la gente más creativa (ojo no siempre son los del nivel ejecutivo) para encontrar formas nuevas de usar recursos con los que ya se cuentan.

En la situación actual en la que nos encontramos, él reunirse con los equipos de creativos de las compañías o hacer talleres colaborativos se dificulta. Por eso considero que hoy más que nunca las empresas tienen la oportunidad de innovar aprendiendo de aquellas que lo consideran parte de su esencia, las Startups.

Este libro trata sobre los procesos de innovación que se dan al interior de las startups y va dirigido a aquellos líderes de transformación digital que se encuentran en la constante búsqueda por nuevas ideas.

Aquellos en búsqueda de cómo revolucionar las empresas mas grandes, mas tradicionales y mas protocolarias en donde los cambios vienen con manual de instrucciones y la agilidad en la toma de decisiones no es una de sus ventajas.

En cada capitulo aprenderán cuáles son los tipos de innovación, cómo generar procesos innovadores y cómo adaptar los procesos de varias startups que están logrando lo imposible al interior de empresas de gran tamaño.

Copy link
Powered by Social Snap